EGR, FAP y DPF. Solución al filtro de partículas

Un elevado número de vehículos está equipado con filtro de partículas (FAP ó DPF). Las averías y mantenimiento que se derivan de este filtro, así como su sustitución tienen un coste muy elevado.

Damos soluciones a los problemas derivados del mal funcionamiento del FAB. Una de ellas la anulación del FAP, aunque no recomendamos el uso de este método, es el cliente quien el responsable de tomar la decisión, una vez haya sido bien informado.

 

¿Qué es el filtro de partículas?

El filtro de partículas – FAP o DPF – es un elemento del coche, colocado en el sistema de escape, su función es eliminar una parte de los contaminantes que se generan de la combustión, las partículas.

 

¿Cómo funciona el FAP?

El FAP retiene y posteriormente quema las partículas (regeneración del filtro) para convertirlas principalmente en dióxido de carbono y agua.

Esta regeneración del filtro debe producirse aproximadamente cada 300 kilómetros, aunque la frecuencia de este ciclo de limpieza es diferente de un vehículo a otro dependiendo del uso, el kilometraje y la condición del motor.

¿Por qué se estropea el filtro de partículas?

Dependiendo del uso del vehículo, hay veces que no se dan las condiciones necesarias para una regeneración:

  • Sólo se usa el coche para recorridos cortos
  • Uso exclusivo del vehículo en ciudad
  • Conducción a velocidades inferiores a 60 km/h.

Sin regeneración, las partículas no se eliminan y se quedan en el filtro impidiendo la salida de los gases de escape.

Otra razón es el final de la vida útil del filtro llega un momento en el que los ciclos de regeneración no son posibles por el nivel de saturación del filtro. Es entonces cuando se hace necesaria la sustitución del filtro de partículas.

 

¿Cómo saber si el filtro necesita regenerarse?

Se aprecia una pérdida de potencia del motor que aumenta a medida que el filtro se va llenando de partículas, lo que hace que el coche aumente el consumo de combustible. A veces, el vehículo no sube de 2000 rpm debido a la saturación del FAP.

En el cuadro de instrumentos aparece un símbolo de avería del FAP.

¿Es legal anular filtro de partículas?

Desde la Asociación de talleres, y a través de los medios de comunicación, se nos informa que la fiscalía del estado estudia este caso debido a que se han detectado muchas ofertas en internet para anular el filtro de partículas.

Anular el FAP o DFP NO ES LEGAL y puede traer problemas importantes a quien lo anule.

Puede darse el caso del rechazo al pasar la ITV. En ese caso, el vehículo que haya anulado el filtro de partículas deberá reponerlo (compra y montaje de uno nuevo).

Es muy importante que los talleres que efectúan estas anulaciones, informen bien a sus clientes con todas las repercusiones que tiene el hecho de anular el filtro de partículas de su coche.

¿QUÉ RECOMENDAMOS?

Debido a las posibles repercusiones si el filtro se anula electrónicamente y la poca eficacia de las soluciones planteadas anteriormente, nuestra recomendación que la mejor solución es realizar ocasionalmente trayectos por carretera de unos 30 minutos por autovía, sobre unas 2000 y 3000 rpm, para dejar tiempo a que la regeneración del filtro se realice correctamente. En principio, con este tiempo conseguiremos la correcta regeneración del filtro de partículas, evitando así  que el filtro se obstruya.

Automandos recomienda NO anular el filtro de partículas, ya que a la larga puede ocasionar muchos problemas, e incluso sanciones.

 

¿Tiene alguna duda? Contacta con nosotros.

¿El filtro de partículas FAP DPF o la válcula EGR de tu coche están anulados y necesitas activarlos?

 

Puede que hayas anulado electrónicamente el filtro de partículas FAP, el DPF o la válvula EGR y necesites volver a activarlos de nuevo para pasar la ITV y circular sin emitir más partículas contaminantes de las permitidas: Llámanos con los datos del vehículo, y en 48 horas lo tendrás de nuevo activo.

NUESTRO CONSEJO EN TODOS LOS CASOS

Deje en manos de profesionales la anulación o activación del FAP, DPF o EGR, ya que cualquier persona no profesional podría causar daños irreversibles en su vehículo, lo que contribuiría a un aumento del importe total de reparación o a la compra de nuevas piezas.

EGR, FAP y DPF. Solución al filtro de partículas